Cirugía o lipoláser
¿Cuál es mejor opción para eliminar la papada?

Una de las zonas donde se hace más difícil erradicar el tejido adiposo acumulado es, precisamente, en la zona baja del mentón, mejor conocida como papada. Esta grasa subcutánea, acumulada en esta zona, se ha vuelto un dolor de cabeza para muchas personas, que con obesidad o no, observan cómo progresivamente esa zona adquiere más volumen y flacidez.

Esta condición no es exclusiva de las personas con mayor edad y sobrepeso. También pueden presentarlo personas delgadas y jóvenes, principalmente en aquellas que tuvieron un corto desarrollo de sus mandíbulas. En todo caso, ¿cuál es la mejor opción para eliminar la papada? ¿es la cirugía de papada o el lipoláser de papada? ¡Aquí os lo contamos todo!  

Comenzaremos por recalcar lo obvio: ¡nadie está contento con la papada! No sólo es un rasgo que muchos consideran antiestético; sino que, además, muchas veces no se elimina con dieta ni ejercicio, y que suele dejar toda la zona flácida.

Sin embargo, existen métodos quirúrgicos y no quirúrgicos para eliminar la papada, entre ellos: la liposucción de papada, el lifting de papada y el lipoláser de papada, entre otros.  Repasaremos cada método, para que elijas la mejor opción para ti.  

Liposucción de papada: ¿cómo se hace?

La liposucción de papada es una intervención sencilla y poco invasiva, con la que podemos eliminar la grasa localizada en la región submentoniana, es decir en el área de la mandíbula, para definir la parte baja del rostro y el cuello, en lo que conocemos como reborde mandibular.

Generalmente, la liposucción en la zona baja del mentón y cuello, está destinada a los pacientes que evidencian una acumulación de grasa entre la zona media y anterior del cuello; condición que es resuelta por esta intervención quirúrgica y que puede hacerse en forma ambulatoria, por un equipo especializado en cirugía plástica o cirugía maxilofacial.

Procedimiento

El procedimiento para eliminar papada con cirugía inicia con la colocación de anestesia local; pero que, en algunos casos, puede requerir de sedación total del paciente; dependiendo de la cantidad de grasa que se quiera o deba eliminar.

Acto seguido a la sedación, el cirujano introduce unas cánulas pequeñas mediante unas incisiones menores que ha hecho en la región. Luego, a través de dichas cánulas, realizará el aspirado de la grasa subcutánea, en un procedimiento que puede tomar hasta una hora en promedio.

Como dijimos anteriormente, por tratarse de una operación ambulatoria, la operación para quitar papada no requiere de hospitalización y el paciente podrá retornar a su casa en forma inmediata, siguiendo los cuidados mínimos que le indique su médico.

Quizás te interese ver fotografías sobre el Antes y después de una liposucción realizadas por el equipo de Dr. Cesar Padilla.  

¿Qué resultados obtendré con la operación de papada?

Básicamente, podrás observar los siguientes resultados posterior a una operación para reducir papada:

  • Reduce notable de la grasa bajo el mentón
  • Redefine el borde y zona mandibular, remodelando así la zona del cuello.
  • Perfilado y rejuvenecimiento facial

 

Liposucción + Lifting o Mentoplastia: ¿cómo se combinan?

Es importante recalcar que, los resultados de la liposucción de papada se conseguirán siempre que ésta haya aumentado por acumulación de tejido graso en la zona; zona que, al ser removida la grasa, la piel irá progresivamente tomando su lugar en el reborde mandibular.

Ahora bien, cuando la papada es producto de un escaso desarrollo de la mandíbula, y en consecuencia, quede un exceso de piel o flacidez en la región submentionana, será necesario combinar la liposucción con el lifting de papada.

En caso contrario, cuando la papada es solamente resultado de la flacidez en la zona, en cuyo caso no será necesario realizar una liposucción, sino simplemente el lifting para la reducir papada, también llamado lifting cervical.

Con el lifting cervical, el cirujano levantará la piel descolgada de la parte inferior del rostro, mediante la combinación de sutura de las bandas platismales y la extracción de grasa, bien sea mediante una lipectomía o por una liposucción previa. 

Por otro lado, en el caso de la eliminación de papada en pacientes con mandíbulas muy cortas o que no se hayan desarrollado por completo, la liposucción por sí sola no será suficiente. Por el contrario, requerirá de la combinación con otros procedimientos de la cirugía facial, como la colocación de un avance del mentón o un implante, propios de la Mentoplastia.

Es por ello que, durante la fase diagnóstica, el cirujano plástico tratante revisará las facciones del paciente y sus condiciones, para definir cuál método quirúrgico u opción es más viable para eliminar la papada y obtener un rostro armónico, pudiendo resultar en la combinación de éstos.

Aquí puedes leer sobre el Antes y Después del Lifting Facial con el Dr. Padilla

Lipoláser: eliminación de papada sin cirugías

Con los avances de la medicina estética, hoy día corregir la papada no implica, necesariamente, tener que someterse al bisturí. Existen otras opciones también válidas para quitar la papada sin cirugías. ¡Aquí os las contamos!

Como hemos dicho, tanto el lifting o la liposucción son las técnicas quirúrgicas más usadas para eliminar la papada; mientras que las no quirúrgicas solían ser la radiofrecuencia, mesoterapia y el ultrasonido, ambas menos agresivas pero que también resultaban poco eficaces. 

Actualmente, existen algunos tratamientos no quirúrgicos para quitar la papada, entre ellos, el ácido desoxicólico, la congelación de los adipocitos y el láser.

En el primer caso, el ácido desoxicólico se inyecta en una versión sintética en la zona donde está la grasa, mediante una micropunción; el cual actúa destruyendo el adipocito (célula adiposa) en lugar de vaciarlo, por lo que no puede volver a llenarse. Posteriormente, estas células destruidas son excretadas en forma natural por el organismo; por lo que muchos denominan este tratamiento como liposucción química o Belkyra, cuyos sus resultados son permanentes.

En segundo lugar, encontramos la congelación de adipocitos, también llamada coolsculpting, mediante la cual se remodela la zona facial aplicando frío sobre la grasa acumulada del cuello, debido a que las células grasas son más vulnerables a bajas temperaturas que los tejidos de alrededor, pueden ser eliminadas mediante el frío sin dañar la piel adyacente.  

Finalmente, nos encontramos con el lipoláser en papada, especial para los pacientes que tienen un exceso de papada y de todo de piel, ya que con el tratamiento Belkyra no se puede hacer desaparecer la piel sobrante. Por tanto, el lipoláser es una técnica eficaz para reducir la papada, la cual permite eliminar el exceso de piel y reparar los músculos del cuello más eficazmente, es decir, elimina la grasa y corrige la flacidez de la piel.

Lo mejor de estos tratamientos, es que no dejan cicatriz alguna sobre la parte baja de la cara y son igualmente eficaces para recuperar la armonía de un rostro estilizado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas política de cookies, así como nuestro aviso legal y la aceptación de nuestra política de privacidad, pinche los enlaces para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies