¿Qué esperar de una
cirugía de orejas?

Sí, ¡es cierto! Hoy día la cirugía plástica moderna nos ofrece casi todos los métodos y tratamiento para corregir cualquier defecto externo que tengan nuestros cuerpos. No obstante, pocos se atrevían a incluir entre ellos la forma de las orejas.

Esto ha cambiado. La mayoría de las personas que sienten complejos con respecto a la forma y la estructura de las orejas, la otoplastia os ayudará a corregir tales defectos. Básicamente, es la cirugía de orejas destinada a corregir y eliminar las deformidades congénitas o adquiridas de las orejas, que incluyen las orejas caídas o prominentes.

En general, sobre la cirugía de orejas ha surgido una gran cantidad de especulaciones, sobre su procedimiento y eficacia, por lo que es común que el paciente se pregunte ¿qué puedo esperar de una Otoplastia? Aquí te daremos todos los detalles y claves sobre la cirugía de orejas.

 

¿Cómo se hace una Otoplastia?

Básicamente, es una intervención quirúrgica sencilla, mínimamente invasiva, en la que el cirujano realiza una incisión en la parte posterior de la oreja, junto al hueso; desde allí irá estriando poco a poco el cartílago, perdiendo elasticidad y fuerza, para llevar las orejas hasta una correcta posición.

Esta reposición de las orejas, os permitirá conseguir un look más armónico del pabellón auricular con relación al rostro, minimizando las imperfecciones como las orejas despegadas, principalmente para reducir el tamaño de las orejas (en caso de que sean muy grandes) y pegarlas más hacia la cabeza (para minimizar su prominencia).

Conceptos, Mitos y verdades sobre la Otoplastia

Para poder determinar qué esperar sobre la cirugía de orejas, es necesario conocer algunos conceptos erróneos y mitos que se han ido tejiendo entorno a esta intervención quirúrgica. Los iremos detallando uno a uno.

  • Implica una recuperación larga y dolorosa

En general, la operación de las orejas como cualquier intervención quirúrgica, no implica un proceso de recuperación agradable, y la plastia del oído no es la excepción. Como es obvio, después de la operación habrá un pequeño edema es obvio y un poco de dolor, sin pérdida de sangre grave. Sin embargo, la sensación de dolor extremo es poco frecuente y en ningún caso, genera incomodidad grave. Para una rehabilitación rápida, es suficiente que el paciente use un vendaje de fijación por una semana y siga las recomendaciones del médico.

  • No quedan cicatrices

Cada paciente es distinto uno de otro, especialmente en cuanto al tema de la cicatrización. En general, en el caso del tratamiento de orejas de soplillo, la cicatriz es casi invisible, ya que se aborda por detrás del pabellón auricular, así que para ver la cicatriz se tendría que buscar.

No obstante, es de hacer notar que algunas zonas como las orejas, cuello, esternón y los hombros, son más propensas a la aparición de rastros queloides; por lo que no es posible predecir las consecuencias.

Por tanto, en este caso, la cicatrización es determinada por la condición individual del cuerpo en cada paciente, que no se conoce de antemano. Los médicos, en tanto, hacen indagaciones previas sobre la base de la presencia en el cuerpo de defectos de naturaleza similar.

 

  • Es mejor la Otoplastia con láser

La Otoplastia tradicional y la Otoplastia con láser conducen al mismo resultado. Sin embargo, ciertamente el uso del aparato especializado permite un efecto más preciso y procesar con cuidado el cartílago al crear un nuevo rizo de la aurícula, lo cual es importante para un resultado estético y armonioso, motivo por el que suele ser recomendada la intervención con láser.

Por otro lado, la operación de orejas con láser no causa sangrado, a diferencia de una operación típica. Esto se debe a que, un número relativamente pequeño de vasos sanguíneos se encuentra en la región del oído, por lo tanto, la exposición al instrumento quirúrgico y al dispositivo láser no se acompaña de sangrado severo.

  • Otoplastia en niños

En general, se suele considerar que la operación de orejas soplillo u Otoplastia infantil no es recomendable durante la infancia. Sin embargo, no es así. Ciertamente, se sugiera que la cirugía plástica de orejas se realice en niños mayores de seis años; ya que, a esta edad, los cartílagos del oído son de plástico y se adaptan fácilmente a nuevas formas. En cualquier caso, el médico cirujano os ofrecerá la mejor asesoría para operarte de acuerdo a las condiciones del paciente.

Quizás te interese ver fotografías sobre el Antes y después de una Otoplastia realizadas por el equipo de Dr. Cesar Padilla. 

Otros mitos sobre la operación de orejas

  • Se pierde la calidad auditiva

Otro mito o error frecuente, es considerar que la corrección de las orejas afectará la calidad auditiva del paciente. Este error no encuentra una explicación objetiva, porque durante la cirugía los sistemas responsables de recibir la información de audio permanecen intactos, lo que le permite percibir sonidos en la misma calidad que antes de la otoplastia. Básicamente, el área que se remodela o se retoca corresponde es en el perímetro externo de las orejas, por lo que puedes sentirte totalmente seguro y tranquilo al respecto.

  • La Otoplastia restaura todo el oído

Contrario a la premisa anterior, tal oportunidad no existe, ya que la Otoplastia no puede recuperar o restaurar la calidad auditiva.  En efecto, la única forma de lograr el resultado deseado será un efecto reconstructivo, que implique el trasplante de colgajos de piel y la formación por fases de la aurícula. Pero, además, para crear un órgano de pleno derecho, se requieren varias operaciones y rehabilitación de los sitios del oído tratados.

  • Los resultados son poco naturales

Otro concepto erróneo que se ha difundido sobre la operación estética de las orejas y sobretodo, de la operación de orejas grandes, es que deja resultados poco naturales. Éste es otro mito falso acerca de la Otoplastia, ya que los resultados lucen naturales y armónicos a la vista. De hecho, este es uno de sus principales beneficios.

Podrás observar que, después de unos meses, podrás doblarlas y/o estirarlas, como desees hacer y lo que quieras cosa que con otros procedimientos o intervenciones no vas a poder hacer, ya que sus resultados son mucho más efectivos.

  • Cirugía de oreja unilateral

Sí, aunque no lo creas. Se puede realizar una Otoplastia unilateral, para intervenir sólo una oreja. Sin embargo, tiene que ser el equipo médico quien valore el caso y le aconseje cuál es la técnica más proporcional al rostro de cada paciente.

  • Resultados permanentes

Sí, los resultados de la Otoplastia son permanentes; por lo cual el paciente no tendrá que volver a intervenirse una vez realizada. Los resultados son plenamente satisfactorios y no ser alteran con el tiempo.

  • La cirugía es meramente estética

Otro mito que se ha tejido sobre la Otoplastia es una intervención quirúrgica en donde se solucionan las anomalías de la oreja y estas pueden variar mucho, debido a su diversidad o características de cada oreja. Sin embargo, es preciso recalcar que el objetivo de la Otoplastia es meramente estético.

 

Aquí puedes leer sobre las cirugías de Otoplastia con el Dr. Padilla

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas política de cookies, así como nuestro aviso legal y la aceptación de nuestra política de privacidad, pinche los enlaces para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies